jueves, 10 de abril de 2008

Bono de $20.000 mil Pesos, ¿Una Real medida contra la Inflación?

El día Miércoles 9 de Abril del año 2008, la presidenta Michelle Bachelet con el Ministro de Hacienda Andrés Velasco, anunciaron la medida que enviarán al congreso para apalear la dura inflación que estamos viviendo. Un bono de $20.000 mil pesos que se entregara al 40% de las familias más pobres del país , para mitigar la subida del precio de la luz y la bencina. El "gasto" (como ellos lo llaman) ascendería a $28.000 Millones de pesos, la cual se obtendría de los INTERESES obtenidos de lo fondos que maneja el gobierno y que tiene invertidos en el extranjero.
Desde que tengo conocimiento, nunca habíamos tenido una inflación tan dura como la actual, la crisis del año 1998 (provocada por la Crisis asiática) que en aquel entonces nos pillo mal parados, donde dependíamos solo de las exportaciones y que el depreciado dólar de aquel entonces nos hizo entrar en una crisis tremenda, con crecimientos anuales de menos de un 2%. HOY nuestra economía se encuentra en mejores condiciones que en aquel año, con lo cual este período de vólatilidad mundial se podría llevar de buena manera. Ahora bien, pensemos en un Billete de $20.000 pesos, que realmente no son esa cantidad, ya que no olvidemos que el "PESO" lleva la depreciación por concepto de inflación.
Que diferencia marca esta "AYUDA" en las familias?, esta bien, es un ingreso pero para mi, es nada más que eso (un ingreso). A nivel macroeconómico, esta inyección de masa monetaria no tendrá un efecto muy notorio en la inflación, ya que la suma invertida no es muy alta ($28.000 Millones de pesos) en comparación a la inyección de dinero que ha tenido el TRANSANTIAGO, que han sido bastante superiores sin un impacto de CONSIDERACIÓN en la economía y en la INFLACIÓN.
Escuché varios comentarios, como uno que decía que el bono era "UNA LIMOSNA" entre otros, lo cual no me gustaría pensarlo así, aunque sinceramente con $20.000 pesos y a eso le restamos el "valor del dinero en el tiempo" por concepto de INFLACIÓN, no me alcanza para MUCHO. Tampoco me gustaría pensar que es una movida política del Gobierno, para desviar las miradas a los problemas de la SUBVENCIÓN por parte de la Sra. Provoste o la polémica que se tiene con la entrega de la "Píldora del día después" sino una "medida" contra la inflación que a mi parecer, solo aumenta la DEMANDA AGREGADA.
En pocos días, se realizara la REUNIÓN DE POLITICA MONETARIA (Banco Central) que mensualmente se hace para definir el rumbo de la economía a través de la TASA DE POLITICA MONETARIA, con la cual "regulan" la inflación, y veremos si deciden SUBIRLA o MANTENERLA (Bajarla lo dudo) y con ello, el "sacrificio" del alicaído sector exportador.
Si somos el PAÍS con mayor "poder de compra" en Latinoamérica (según los periódicos), mi pregunta es….¿Cómo estará el resto?

Héctor Rodríguez Pérez.

2 comentarios:

Nassir Sapag dijo...

Estimado Héctor
El bono de $20.000 no lo considero, como se ha mencionado, una inversión. Por el contrario, es sólo un gasto y, como tal, será apenas una ayuda transitoria que no soluciona de ninguna manera el problema estructural de fondo. Obviamente, preferiría que los 28.320 millones de pesos se hubiesen invertido en acciones que den beneficios de largo plazo a los más pobres, como por ejemplo, apoyando a las PYMES que, como todos sabemos, son la mayor fuente generadora de empleos o fortalecer los programas SENCE. Más que hablar de beneficios directos considero necesario revitalizar un proyecto país, donde se fortalezca el crecimiento para volver a tasas históricas de desarrollo, se restablezcan las confianzas con políticas económicas claras y estables, se creen instrumentos de apoyo para la creación y desarrollo de la pequeña y mediana empresa, se flexibilice el mercado laboral, se fortalezcan las políticas de capacitación del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), se reduzca el costo de la burocracia pública (en tiempo y económicamente) para la creación de nuevas empresas y trámites comerciales y se evalúe seriamente la estructura tributaria, entre otras. En definitiva, nuestra responsabilidad de lograr un desarrollo sustentable no lo lograremos entregando 20 mil pesos a los pobres.

Héctor Mario Rodríguez Pérez dijo...

Estimado:

Que gusto verlo por estos lugares.

Estoy totalmente de acuerdo con usted, con este GASTO no se esta solucionando ningún problema de fondo ni a MEDIANO ni a LARGO PLAZO. Existen varias medidas concretas en el mercado, con los instrumentos FINANCIEROS Y ECONÓMICOS que manejamos a nivel gubernamental - como las que usted menciona- que SÍ darían una solución "EVIDENTE" y EFICIENTE que solucionaría en parte, las crisis provocadas por la INFLACIÓN y en momentos de NORMALIDAD o ESTABILIDAD económica, aportaría al bienestar y el CRECIMIENTO del país.

Un abrazo.

Héctor.